Adiòs a las propinas…

Nacer y vivir en Mèxico implica familiarizarte con las costumbres del lugar. Aprendemos a ver como normales ciertas actitudes y costumbres que incluso damos a conocer a extranjeros que nos visitan.

Desde hace 5 anios que por haberme casado con un extranjero y radicar actualmente en Italia he visto con otros ojos lo que normalmente hacìa mientras vivìa en Mèxico, es decir, la vida cotidiana “desde fuera” por asì decirlo.

En este blog me permitirè criticar la tan arraigada costumbre que tenemos los mexicanos de dar propinas al por mayor.  Consciente de que los salarios no son justos y que la mayorìa depende de esas propinas para llegar a fin de mes con un poco màs de dinero a casa sigo admiràndome de como esta usanza no es comùn fuera de la mayorìa de los paìses de Amèrica, muchos pueden verla incluso como una grocerìa.

Dejar el 10% del total del consumo en un restaurante, pagarle 15 o 20 pesos al valet parking y darle aparte sus 5 pesos al “viene, viene” nos parece normal. Pero haciendo cuentas, alguna ves han pensado que ese derroche de dinero repercute en sus carteras?

La propina no es una obligaciòn en nuestro paìs, pero vemos este gesto como un deber en lugar de un agradecimiento. Muchas de las veces no estamos ni siquiera contentos con el servicio que se nos diò en un restaurante o tal ves hasta nos regresaron el auto golpeado y terminamos pagando de todas maneras cierta cantidad de dinero.

Ni hablar de la gente que pide dinero en las calles. Dà làstima que gente tan jòven y con capacidad de trabajar termine limpiando (tal ves ensuciando serìa màs correcto) vidrios y haciendo malabares para ganarse unos cuantos pesos. El paìs està en crisis, claro, no lo negamos y es una situaciòn mundial, pero acostumbrar a la gente a ganarse el dinero fàcil tiene consecuencias.

Como he iniciado este post comparando una situaciòn de mi paìs contra el lugar en el que actualmente estoy viviendo, debo compartir con ustedes la costumbre italiana de las propinas. Pràcticamente no existen. Por que en la mayorìa de los negocios no son empleados los que encontraràs sirvièndote el cafè o limpiando el mostrador. Son los mismos duenios los que se dedican a estos quehaceres. Como bien decimos en nuestro paìs y no muchas veces lo aplicamos “El que tiene tienda, que la atienda”.

Dejar propina en Italia es casi una ofenza como mencionaba anteriormente. No puedes dejar 5 euros por que son vistos como poca cosa, de hecho, el empleado ni siquiera los espera y no es que aquì se pague tanto a un mesero (sueldo promedio de 700-800 euros que no es mucho aquì si tienes familia), es simplemente que no estàn acostumbrados a recibir ese dinero extra. Digamos que ya lo incluyen en el servicio que te dan, basta tomarse un cafè en Florencia para que te cobren 1 euro por el cafè y otro màs por el agua que normalmente te sirven en otros lados sin costo alguno.

Hagamos cuentas imaginarias de un dìa comùn en Mèxico. Te levantas a las 7-8am para ir al trabajo, te subes al carro y apenas llegando al primer semàforo te encuentras con una seniora que traè amarrado a un bebè con su rebozo. Te dà pena ver al pobre ninio sin desayunar y le das a la mujer por lo menos $3. No te tardas en llegar a otro semàforo y un chavito se pone terco con embarrarle jabòn a tu vidrio para que puedas segùn èl manejar mejor. Ni modo, al chamaco en cuestiòn le das otros $3. Termina tu jornada de trabajo y se te antoja un cafecito. Llegas al valet parking de tu Starbuck’s favorito y das las llaves, te tomas tu cafecito por la mòdica cantidad de $40 y saliendo recoges tu carro. No sin antes soltarle $10-15 pesos al valet. Vas rumbo a tu casa y te topas nuèvamente con un alma desamparada de 60 anios, ahì te luces con $5 por que el viejito no encontrarà trabajo tan fàcil. Si es domingo y te toca ir a misa, quedar bien con Dios te saldrà mìnimo en $20 de limosna y saliendo se te antojarà ir al cine o a cenar. Aniade las propinas dependiendo el lugar al que vas. Haciendo cuentas un dìa promedio, digamos un sàbado o domingo por la tarde que es cuando podrìamos anadir el cine y la cenita a la cuenta de tu ya gastada cartera te saldrà màs o menos en 50-100 pesos de limosnas, propinas, valet parking y ayudas al pròjimo en un solo dìa.

Hagan su cuenta mensual y veràn que no son pocos los pesos que se nos van en estos “gastos hormiga”.

No quiero pasar por avara pero a ese ritmo las ayudas al pròjimo las tendrìa que pedir yo misma si siguiera viviendo en Mèxico.

Estoy decidida, adiòs a las propinas….

 

 

 

 

 

Advertisements

About isamarob

Nutriòloga interesada en temas de actualidad, mùsica, viajes, cocina y màs. View all posts by isamarob

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: